DESACUERDO CON LA CANCILLERÍA EN CONSULADOS DE MÉXICO EN ESTADOS UNIDOS

Por CARLOS ARANGO.
(La zurda de Chicago).

  • Según informó el pasado 8 de diciembre el prestigioso diario El Universal, de México, algunos consulados mexicanos en Estados Unidos criticaron la reinstalación del Consejo Consultivo del IME. “¿Qué rumbo quiere tomar la cancillería con los mexicanos en el exterior? ¿Crear una alianza para defender a los mexicanos, o solamente sacarle raja política a los votos que habrá en el futuro?”.
Fachada del Consulado General de México en Chicago.

Hace días se viene rumorando que el Director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), Roberto Valdovinos, quiere revivir el cadáver del Consejo Consultivo de ese organismo (Instituto de los Mexicanos en el Exterior). Sorpresivamente algunos exconsejeros recibieron cartas para invitarlos a ser parte de la mencionada reinstalación del organismo, que se formó durante el gobierno panista de Vicente Fox.

Según reportó la periodista Ariadna García, los cónsules recibieron una instrucción de Roberto Valdovinos de hacer juntas “al vapor” para revivir el IME que los migrantes han catalogado como una estructura que se desplomó durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, en que se eliminó cualquier proceso democrático para su existencia.

El Consejo Consultivo del IME, según la Cancillería, se convirtió en un organismo incómodo y oneroso durante el gobierno de Peña Nieto (se dijo desde la cancillería) y con ello le dieron una muerte lenta y prolongada.

Sorprendentemente con Valdovinos se plantea ahora resucitar al cadáver.  La instrucción de hacer juntas el 20 de diciembre   fue muy mal recibida entre los cónsules mexicanos en Estados Unidos, ya que lo que significa es que, el supuesto representante de la 4T (4ta. Transformación) y del Partido MORENA, busca controlar los lideratos que sean totalmente afines al activismo partidista de Valdovinos, y desplazar así la interlocución que existe en algunos consulados con todas fuerzas existentes en cada ciudad.

Al menos en Chicago se ha convenido en un diálogo de unidad para defender a la comunidad inmigrante contra el racismo, la xenofobia, la violencia y las deportaciones.

Resulta que la cancillería quiere retomar un organismo que criticaron y declararon inoperante, para canalizar las opiniones de la diáspora a su modo. Son comprensibles los argumentos de los consulados, primero que muchos de los migrantes estarán en México con motivo de las celebraciones de fin de año en que visitan a sus familias y el otro punto es que no hay un plan comprensivo, solamente quieren que los cónsules convoquen, tarea que no está consensuada con ellos y mucho menos con la comunidad. Las organizaciones de migrantes ha propuesto la formación de la Secretaría del Migrante, en la que se puedan otorgar los servicios a nivel transversal y que los mexicanos en el exterior estén representados.

La propuesta se venía manejando durante el proceso de transición del entonces Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador.

Propuestas que no han sido escuchadas por la cancillería, ya sea por arrogancia o falta de tiempo para atender a los connacionales en Estados Unidos. Cuando Valdovinos fue nombrado para ser el Director del IME no contó con la empatía de la comunidad, más bien sufrió un frío recibimiento, además de denuncias por maltrato a los connacionales en Nueva York.

Las credenciales de Valdovinos se resumen a su activismo dentro del Partido MORENA y sus actividades estudiantiles en New York.  Al iniciar su gestión programó unos foros en los que supuestamente sus recomendaciones serían incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo, una vil mentira, ya que ni una línea se incluyó en el ejercicio que se realizó en algunas ciudades y se excluyó a la mayoría.

El gobierno con la política de austeridad eliminó el Programa Tres Por Uno, y los fondos que se habían etiquetado para ese objetivo, fueron utilizados para el Programa de Migrantes Centroamericanos por las presiones contra México por parte del Gobierno de Donald Trump, que amenazó a México con los aranceles que se impondrían a productos mexicanos de manera progresiva.

Un programa que manejaba el IME, son las IME-BECAS que ayudaban a jóvenes mexicanos en Estados Unidos que no tienen acceso a becas federales o estatales. Esos recursos se pulverizaron.

Será interesante ver cómo se maneja esto en la reunión de cónsules del mes de enero, en año venidero (2020).  ¿Qué rumbo quiere tomar la cancillería con los mexicanos en el exterior?  Crear una alianza para defender a los mexicanos, o solamente sacarle raja política a los votos que habrá en el futuro. Y que la comunidad siga mandando sus remesas que se han convertido en una de las principales formas de ingreso al país azteca.

Si se quiere hacer algo significativo, de entrada el gobierno de López Obrador debería escoger a una persona seria, responsable y sin intereses políticos creados, para abrir una discusión franca y de cara a temas tan urgentes como son la deportación de compatriotas, la separación de familias, la eliminación de programas de inversión de los migrantes, el Tratado de Libre Comercio y la elección presidencial en Estados Unidos.

  • Cambiar la conversación de los inmigrantes como “la piedra en el zapato” del Presidente Donald Trump y el otro discurso: el de llamarlos héroes, pero recortando sus derechos constitucionales de votar y ser votados.