¿Cuáles son las nuevas restricciones de Trump a las visas de trabajo?

El 22 de abril, Trump firmó un decreto para limitar durante 60 días la entrega de permisos de residencias permanentes. Ahora, la orden se extiende hasta el 31 de diciembre.

¿POR QUÉ SE TOMÓ ESTA MEDIDA?

El presidente limitó la migración preocupado porque las cifras de desempleo perjudiquen su reelección en noviembre. El confinamiento por la pandemia aumentó la tasa de desempleo de 3,5 por ciento en febrero a 13,3 por ciento en mayo y desde que se desató la crisis sanitaria, 45,7 millones de personas han solicitado los subsidios semanales por desempleo. Por eso, el bloqueo a visas temporales tiene el objetivo de combatir el desempleo generado por el coronavirus.

Además, Trump ha afirmado que ciertos programas de visa representan una amenaza inusual para el empleo de trabajadores estadounidenses, por lo que la suspensión busca liberar cerca de 525.000 empleos para los estadounidenses, empleos que según él, de otro modo irían a las personas que reciben estas visas.

¿QUÉ VISAS SE VEN AFECTADAS POR LA DECISIÓN?

La orden congela hasta finales de 2020 las visas H-1B, utilizadas para contratar a talentos extranjeros, particularmente en los campos de la ciencia y la ingeniería, y las visas H-4, que se emiten a familiares inmediatos de los titulares de las visas H-1B. Se suspenden también las visas L, utilizadas por empresas para llevar a Estados Unidos a talentos extranjeros con conocimientos especializados. También se afectarán la mayoría de las visas J, destinadas a programas de visitantes de intercambio basados en trabajo y estudio, incluidas las posiciones como au pair. La medida también pausará algunas visas H2-B para trabajadores de temporada, con la excepción de aquellos en la industria de procesamiento de alimentos. La emisión de nuevas tarjetas verdes, documentos para residentes permanentes que no poseen la nacionalidad, también se detendrá hasta fin de año.

  ¿A CUÁNTAS PERSONAS PUEDE AFECTAR ESTA SUSPENSIÓN?

En 2019, EE. UU. emitió más de 900.000 visas en las categorías que el mandatario pretende congelar, por lo que se estima que sus afectaciones serán altas.

¿QUÉ REACCIONES SE CONOCEN HASTA EL MOMENTO?

La Asociación de la Industria de Tecnología Informática, que incluye a las compañías de TI, ya calificó las medidas de la administración de «extremadamente decepcionantes». «Los titulares de visas H-1B no reemplazan a los trabajadores estadounidenses, sino que ayudan a garantizar la innovación y el crecimiento económico de EE. UU.», dijo Cinnamon Rogers, vicepresidenta ejecutiva de defensa pública del grupo, en un comunicado.

  • Sin embargo, hay otros críticos que afirman que las compañíassí abusan de estos programas para desplazar a los trabajadores estadounidenses.

    * (Con información de AFP y Bloomberg).